Blog    |    Contacto   |    Newsletter
Blog    |    Contacto   |    Newsletter

Diana Hanbury King una una maestra consagrada que ayudó a generaciones de estudiantes con dificultades en la lectura, escritura y deletreo, que eran estigmatizados por una dificultad de aprendizaje a menudo no diagnosticada llamada dislexia. Diana falleció el 15 de junio en su casa en Lakeville, Connecticut. Tenía 90 años.

La causa fueron las complicaciones de varias caídas, dijo su hijo, Christopher.

La Sra. King, cuyo tío tenía dislexia, enseñó, instruyó, fundó campamentos y capacitó a maestros en programas educativos que se replicaron en todo el mundo.

El momento de diagnosticar la dislexia es antes de que el niño tenga la oportunidad de fracasar en la lectura“, dijo.

Jugó un papel decisivo en la transformación de la percepción popular de las personas con dislexia.  Antes se veían como si tuvieran algún retraso cognitivo o fueran incapaces de aprender. Con el trabajo de elle y otros profesionales, comenzaron a ver que las personas con dislexia a menudo son muy inteligentes a pesar de sus dificultades de aprendizaje. Con frecuencia están dotados de agudos poderes de observación y pensamiento original, carisma innato, un sentido de equilibrio y mucha energía.

Seguimos viendo la tragedia de un niño brillante que regresa a casa de la escuela en el segundo o tercer grado llorando – ‘Soy el niño más estúpido de todo el segundo grado’ – y teniendo dolores de estómago antes de ir a la escuela, y todo esto es totalmente innecesario y totalmente prevenible “, dijo King en una entrevista grabada en vídeo para la Asociación Internacional de Dislexia en 2013.” Me vuelve loca“.

Dijo que la dislexia afecta a una de cada cinco personas y que puede detectarse a los 4 años. Ella mantuvo que a través de una tutoría intensiva- aprendiendo algunas letras a la vez, e integrando la ortografía y la escritura a mano en su currículo escolar- los estudiantes con dislexia pueden aprobar exámenes estandarizados o incluso superar a sus compañeros para el cuarto grado.

Estoy horrorizada por la falta de capacitación que reciben los maestros“, dijo.

Su propia formación científica formal se limitó a un curso de botánica, pero desarrolló una experiencia en discapacidades de aprendizaje como maestra en la escuela privada Sidwell Friends en Washington, donde tuvo varios mentores, entre ellos Anna Gillingham, patóloga pionera en los métodos de remediar las dificultades en la lectura y el procesamiento del lenguaje en colaboración con el Dr. Samuel T. Orton, un neuropsiquiatra.

Lee el artículo completo en NY Times AQUÍ

 

PRUEBA EL TEST GRATUITO DE DISLEXIA

CUADRO_clipped_rev_1 (2)

Leave a Reply